jueves, 15 de marzo de 2007

91-San Isidro

.

El campo siempre ha sido muy importante en Castilla, la agricultura ha sido hasta hace bien poco la base de la subsistencia de la economia y la familia castellana. Por eso no es de extrañar que la única ermita que ha llegado a nuestros dias en Valladolid está dedicada precisamente al patrón de la agricultura, San Isidro Labrador. Se encontraba a las afueras de la ciudad (a no tardar mucho casi en el centro, engullida por las futuras promociones de viviendas) en la pradera de San Isidro, donde se celebra todavía la romería del Santo.


Su aspecto actual se debe a un remozo que se realizó allá por 1779 y, bueno, pues es la única ermita que tiene esta ciudad en la actualidad y a Dios gracias.

1 comentario:

Anónimo dijo...

A dios gracias no, gracias a la gente, su sudor y su dinero. El tal dios no tiene nada que ver y los que hablan en su nombre son unos sectareos.